Tailgate, heli snowboard, relax

Llega el día del helicóptero para ripar powder lejano y en zona de glaciares, nos hacen de guías un par de miembros del H2O guides y subimos en total 5 riders. Jeff y Rain, ávidos snowboarders de Utah, Brucks y Brittany, guías de H2O y un servidor.

teamheliH2O

El primer run lo hacemos en una zona llamada la 49er, una bajada larga y con diferentes secciones pero sin pendiente extrema. Fácil y de prueba para ver si de verdad sabemos surfear, segundo run una bajada un poco más pronunciada pero más corta y tercer run es el más interesante con una última bajada más inclinada. La calidad de la nieve es espectacular, polvo seco y con un tacto que nunca había tenido antes pero esperaba un poco más de intensidad en las bajadas. Pero bueno, ahora ya sé a donde he de acudir para aproximarme a spines más “salvajes”.

Mientras tanto los días de Tailgate van pasando y nos vamos conociendo todos un poco más, comparto sesiones de splitboarding y snowboarding junto a personas de la costa este, California, Australia, Alaska, Irlanda y muchos otros sitios.

Durante dos días accedo a una zona de glaciares próxima al camp, donde se puede observar la magnitud y poder de los mismos. La sensación de ver algo que está vivo, que lo tocas pero que no está frío aunque esté helado, de un color azul intenso y de una textura resbaladiza me hace despertar los sentidos. Y desde ahí al campo base de Tailgate hay una bajada muy divertida que con más nieve, parece un patio de recreo donde multitud de pillows, mini cornisas, árboles y pipes se van conectando hasta llegar al plano.

Tailgate va llegando a su fin y la gente poco a poco va marchando, ya quedamos pocos en el campo base y yo me voy preparando para irme también. Este año no ha habido mucha precipitación en esa zona, así que voy pensando que hacer y de repente Jenson, propietario de la tienda de snowboard-skateboard Blue&Gold de Anchorage y ex medalla de Oro de los X-games en big air del 1998, me envía un mensaje para que me reúna con él y unos amigos para surfear una zona en Turnagain Arm el Domingo.

Así que el Sábado acudo a la fiesta de clausura de Tailgate en Valdez, me acuesto pronto y a las 7 de la mañana cojo el motorhome y conduzco durante casi 7  horas, para poder ripar por la tarde con ellos. Llego cansado pero el viaje merece la pena, me enseñan un montón de lugares a tocar de la carretera donde puedes encontrar fácilmente powder y líneas divertidas que hacer, tanto con árboles como sin ellos. Nos movemos por la zona y encontramos un salto sobre un arroyo, el cual no podemos dejar de aprovechar.

jensonbinocular

Jenson from Blue & Gold boardshop (Anchorage)

La recepción es super flat pero se hace lo que se puede jejejeje. Después buscamos líneas sin petar ycreekchekcTA no paramos de subir andando y bajar surfeando toda la zona. Unas 4 horas de riding sin remontes, así que acabamos comiendo unos buenos trozos tamaño USA de pizza para recuperar energía.

Después de tanto trote, no me queda otra que descansar ya que he de devolver la casa rodante antes de las 10 de la mañana, así que voy  a dormir justo en el parking de la empresa de motorhomes y al día siguiente empaqueto todo y me dirijo a Homer. Una ciudad al sur de Anchorage famosa por su movimiento cultural-alternativo.

bishopsbeachhomer2

Bishops beach

artscenterhomer

Allí mi host Robin, me recibe super bien, me lleva a mogollón de sitios para conocer y me recomienda sitios por donde moverme.eaglehomer

Hay muy buen rollo en este pueblo y aprovecho para descansar, coger fuerzas y cambiar de lugar, iré a Seward una localidad un poco más alejada donde justo hay una montaña que se puede subir con el split y ripar, así que ante de ir para allá he de calentar de nuevo motores.

Me dirijo el último día en Homer a Lookout trails en Ohlson Mountain road, un entramado de trails para el cross country donde poder andar con el split y disfrutar del entorno con la calma. Y de repente, PAM, aparece el genio de la montaña. John Miles, un ex-esquiador de 69 años encima de una moto de nieve con un montón de leña para su casa. Nos paramos, hablamos y me invita a que a la vuelta del riding pase por su casa. Así que sin dudarlo, voy para allá y no paro de flipar. Su casa es un museo y un pozo de sabiduría de la historia tanto del esquí como de cosas de Alaska y él un motivado que te motiva. Lo paso regenial mientras me enseña todas sus cosas, los primeros modelos de madera de skis, las primeras pieles para foquear, su casa hecha por él, su sauna alaskiense y sus historias con las diferentes tribus nativas de Alaska.

johnmiles

John Miles and me

Después de tan buen rato, quedamos en que nos hemos de volver a ver, así que espero volver pronto por AK y tener el placer de volver a encontrarme con John.

Mañana ya me dirijo a Seward, se vienen tormentas de nieve y agua, así que veremos que podemos hacer y si los planes de ripar la montaña de Seward se cumplen. Y de mientras, me aparece la oferta de ripar en una prueba de freeride en la estación de Alyeska el Domingo, 2 de Abril. Así que crucemos los dedos y esperemos poder ripar lo máximo posible antes de empezar la vuelta a casa el 5 de Abril….

Alaska: los primeros días

14 de Marzo, son las 5AM y me pongo en pie. Mi buena amiga Nuria me viene a buscar para llevarme al aeropuerto y he de tenerlo todo listo.

salidaairportBCN

BCN airport

Últimos checks de las bolsas y para el aeropuerto. Dos días de vuelos y cuatro aviones después, llego a Anchorage. Aquí es por la mañana y en Barcelona son ya las 21h del 15 de Marzo.

Nada más llegar, mi anfitriona viene a buscarme con el típico pick up yankee y con la ropa de estar por casa en falda corta, y eso que estamos a unos -5ºC. Me recoge y me dice que no me asuste al llegar a su casa, que está una amiga con sus 7 hijos pero solo para pasar la tarde. Y al llegar a su casa veo, la amiga, los niños, dos perros y un gato…todo muy fluido jajajaja. La verdad es que se porta genial y me dice que pille su “truck” para moverme por ahí y que solo le ponga gasolina. Así que le cojo la palabra y me voy a dar una vuelta por Anchorage, recojo mi Airbag (mochila con sistema de flotabilidad en aludes) y me doy un capricho en un restaurante llamado “Moose’s tooth” donde aparte de tener muy buena comida, hay un gran surtido de birras hechas por ellos.

shellyscar

Shelly’s truck

Al día siguiente, le vuelvo a coger el truck y me voy para Alyeska. Una estación de ski al sureste de Anchorage, pequeña pero con mucha inclinación y con días de powder hay líneas para aburrirse. Perfecto para calentar antes de dirigirme a Thompson Pass, en Valdez, para el Tailgate AK. Ese mismo día, le digo a Shelly que le preparo una cena de tapas a lo que se apuntan dos más y pasamos una velada tranquila y con fuerzas para el día siguiente donde tendré que viajar 6h de autocaravana en casi 500km de carretera desconocida.

alyeska1

Alyeska

Mientras conduzco se va haciendo de noche y los colores se vuelven de un rojizo rosáceo con toques azules en el horizonte que no estoy acostumbrado a ver: “No puedo evitar el ir parando en cada lugar que veo para verlo y disfrutar del sunset”….y a eso de las 0:ooh hora local llego al spot del evento Tailgate AK. Aparco mi autocaravana, y me pongo a dormir que los demás están de party y yo llego cansado de tanta ruta.

Al día siguiente me levanto pronto, a eso de las 7:30, desayuno y voy en busca del team del evento. Me dan toda la info, me pasan material y les pregunto por como está el tema….y la cosa está jodida. Así que preparo mi split, les aviso de a donde voy a ir a explorar, y parto hacia un pico. A la hora de estar subiendo empiezo a notar como se quiebra todo bajo mis pies una y otra vez, así que decido volver. La nieve está tan dura que los cantos no agarran y he de bajar en modo super lento.

Después del éxito, por la noche voy a la party que hay con conciertos en directo, birra gratis, fogata y cielo estrellado…no hay buenas previs así que al día siguiente decido bajar

Valdeza Valdez (unos 40 minutos del campo base) a tomar una ducha caliente, hacer colada, llenar el tanque de gasolina y propeno para la calefacción y darme un paseo por el puerto de Valdez.

En todo el día no para de nevar ligeramente pero lo justo para que al día siguiente haya una acumulación de unos 30 cm en cotas medio-altas.

Así que cojo mi split y cojo rumbo a otro de los picos que rodean el camp, de camino me encuentro a Noah, un miembro del staff que me ve y ofrece subirme con moto hasta la base de la montña que quiero subir. Desde ahí, una hora más hasta el pico. Miro y estoy rodeado de líneas por todos lados: hell yeahhh!!!

summit

Tardo unos 15 minutos en bajar con nieve polvo en la superfície y crosta dura con tiburones debajo.

panoramafromtrail

Me ven bajar y me ofrecen un servicio de heli ski a muy buen precio, así que digo, ¿porqué no? Chequeo el parte para ver como va a estar el tiempo durante los siguientes días y mañana toca heli boarding por la tarde. 3 horas de riding…en el próximo post os explico que tal.

reachingsummit

Saludos desde el 49º estado de los USA también llamada la última frontera.

Nivología, meteorología, aludes y rescate

Durante el primer fin de semana de Febrero he tenido la gran suerte de poder asistir al  curso sobre nivología y aludes nivel 1, que se ha celebrado en las instalaciones del EFPEM (escuela de formación profesional de deportes de montaña de Andorra) y en la estación de esquí de Ordino Arcalís.

img_5913

EFPEM Ordino

 

El curso de carácter intensivo y de 15 horas ha contado con varias partes:

  1. Nivología
  2. Meteorología
  3. Auto rescate
  4. Organización de una salida
  5. Prácticas en el campo de DVA (detección de víctimas de aludes) de Ordino Arcalís

En cada una de las partes, un profesional del tema nos ha formado en los conocimientos básicos que ayudan a entender como se forman los diferentes tipos de nieve, las condiciones que se dan para que se genere un riesgo de alud, que pasos hemos de seguir a la hora de rescatar a un compañero alcanzado por un alud y de que manera hemos de plantear una salida antes, durante y después de la misma.

Nada más llegar al centro me doy cuenta que somos un grupo heterogéneo donde lo que más abunda son esquiadoras y esquiadores de montaña o skimo, y los que menos abundamos somos snowboarders y una freerider. De edades entre 20 y pocos y 60 años, de procedencias diversas y profesiones variadas, a todos nos une el amor por la montaña y el oro blanco.

Después de hacer una formación de este tipo, uno tiene la sensación de tener más herramientas  para evaluar el entorno donde se mueve a la vez de que siempre hay un riesgo implícito a la nieve. Y que no nos ha pasado nada porque el ángel de la guarda ha estado de nuestro lado. Desde el momento en que empieza el curso, la conciencia sobre lo que hacemos y lo que pueden llegar a desencadenar nuestros actos en la montaña, toma un gran protagonismo.

Con todo esto hay que tener claro que antes de hacer una incursión en entornos de nieve con posible riesgo de aludes hay que,

  1. Mirar el parte meteorológico de la zona donde vamos a estar
  2. Leer el boletín nivológico del entorno donde desarrollaremos la actividad
  3. Preguntar a los profesionales de la zona como está la situación cuando lleguemos, si no es posible, basarnos tanto en los partes anteriormente mencionados como en nuestra observación del medio
  4. Planificar tanto una ruta de ascensión como de bajada y de posible escape
  5. Ir con todos los elementos de seguridad: DVA (arva), pala, sonda y si es necesario otro tipo de elementos como Airbag
  6. Utilizar un equipo en buen estado y adecuado a la actividad que vamos a hacer
  7. Practicar posibles casos de emergencia para tener de la mano el uso de los elementos de seguridad

Desde aquí animo a todo el mundo que practica deportes de montaña en invierno,  que realice un curso de este tipo. No solo aporta conocimientos útiles y necesarios sino que te hará amar aún más la actividad que desarrollas.

Me gustaría agradecer a Aina, Laura, Xavi, Putxi, Marc y todas las personas que han hecho posible este curso la profesionalidad con la que han impartido sus temarios, las ganas que muestran al explicar y la puesta en práctica de lo aprendido. Gracias a las instituciones que también apoyan esta formación: EFPEM, CENMA, IEA, estación de esquí de Ordino Arcalís,  Govern d’Andorra, Cos de Bombers d’Andorra en especial al GRUP DE RESCAT DE MUNTANYA

Y como no, agradecer a todas y todos los compañeros de curso su buen rollo, su pasión por el deporte en la montaña, la nieve y su saber hacer.

img-20170205-wa0001

EDNA 1 – Febrero 2017

Otro paso más en el camino hacia Alaska de este año, parece mentira pero en algo más de un mes ya me encontraré en territorio casi Ártico visualizando montañas, auroras boreales, compartiendo pasión con personas de todo el mundo y disfrutando de la maravillosa naturaleza que nos ofrece este planeta

Paquetón en el bosque

Viernes 20 de Enero del 2017, el día del minitrip con los compañeros de riding, vida y confesiones ha llegado.

Son las 21h y rodamos dirección Llívia, pueblecito al lado de Puigcerdà rodeado de territorio francés debido al tratado de los Pirineos de 1659. El coche va lleno de tablas, ropa técnica, felicidad, risas, buen rollo y muuuuuucha motivación. No siempre podemos coincidir los 4 para ripar juntos y la última vez que lo hicimos en modo “snowboard” fue ya hace casi 5 años.

Después de una cena fast-food ceretana en Puigcerdà, llegamos a nuesto hogar del fin de semana en Llívia. Descargamos el material y preparamos nuestras armas de ataque invernal para el destrozo nivológico.

img_5794

Riiiiiiiiiiiiing, el cuerpo se despierta inquieto y activo…son las 6:30AM del Sábado 21 de Enero y ya no puedo dormir más. Me levanto y miro por la ventana a ver que se deslumbra en la oscuridad matinal, el tiempo se ve tapado pero sin temporal así que me empiezo a preparar. El resto del team se va levantando poco a poco hasta que estamos todos en pie sobre las 7:45h. Dani, Oscar y Marc bajan a comprarse el desayuno mientras yo preparo el mío subido desde Barcelona para no romper la rutina: tostadas integrales con ajo y aceite, plátano, infusión de hierbas de la montaña con jengibre y un poco de magnesio.

A las 9h salimos dirección Pas de la Casa y a las 10:30h ya estamos en el telesilla camino a Grau Roig, la nieve está bien pero hay mucha afluencia de gente. Nos encontramos con img_5832amigos del patín, la crew de Longboard mediterránea  y Long School están también por la montaña: Bipo, Arki, Oleguer, Tous y Zenit. Y para rematar la faena también gente de Arbeca aparece en el plan del día. Así que hay bajadas con mucha gente lo que supone esperas, paradas-arrancadas y surfeadas de poca intensidad debido a la diferencia de niveles y al número de personas, pero estamos igualmente contentos por poder compartir bajadas con otros amantes del oro blanco. Pasan las horas y la cosa se pone fea, luz blanca, niebla, frío y poca diversión así que nos retiramos tras unas 4-5 horas de riding con sabor agridulce por no haber podido ripar todo lo que hubiéramos querido.

Damos un paseo por las tiendas de snow-skate del Pas de la Casa, comemos algo rápido y nos bajamos para el dulce hogar. Encendemos el fuego de casa mientras Oscar impermeabiliza sus zapatillas para poder andar sin mojarse los pies, no hay nada mejor que doble capa de bolsas de plástico y a tirar millas. Otros estiramos para estar listos para el Domingo y Marc whatsapea con amigos, revisa redes sociales y chequea el estado de alguno de sus ligues para que no se apague la llama de la pasión 😛

img_5805Nos vamos a tomar algo por Puigcerdà antes de cenar,  y en el Central nos hechamos unas risas antes de dirigirnos a probar la comida de la Borda del Ceretà, lugar recomendado por nuestro buen amigo Moti y que no nos defrauda. Directos a casa después de cenar, que ya es tarde  y mañana no sabemos que nos deparará el tiempo. Así que a la 1:30AM en cama.

7:30AM de Domingo tapado, con nevada y la cosa se ve fea. Las previsiones daban mal tiempo pero siempre hay que probar. Reviso webcams, partes de nieve, previsiones de tiempo y noticias de todas las estaciones de alrededor. Mierda, la cosa se ve bastante jodida pero de todo lo que he visto y por experiencias pasadas, creo que Formigueres puede estar bien. A casi una hora de Llívia y llena de bosque, aunque haga mal tiempo suele estar resguardada según el temporal y con buena visibilidad gracias a sus árboles. Lo hablamos y vamos para allá a probar suerte. Carretera nevada y pocos coches sobre todo a partir de Les Angles, subimos el mini puerto para acceder a la estación y por fin llegamos a las 11:20AM.

Siiiiiiiiiii, se ve perfectamente aún estando tapado y no hay casi nadie. Tenemos todo el fullsizerender-2dominio para nosotros solos. Desde las 11:45AM hasta casi las 4PM no paramos de freeridear por el bosque y sólo pisamos las pistas para cruzar de una zona a la otra. Para llegar al telesilla o para probar algún truco en el big airbag ubicado en la base de la estación. Hoy si que hemos gozado, nuestros cuerpos lo notan y nuestras caras lo reflejan con una sonrisa permanente.

img_5826

Después de todo esto, nos preparamos para volver a Barcelona pensando en otra sesión de happy riding y yo muy contento tanto por la fluidez con la que bajé durante todo el día como por  la motivación y lo bien que lo he pasado junto a mis amigos.

Otra sesión de snowboard en este camino hacia Alaska, donde he de llegar con todas las capacidades físicas y mentales en pleno rendimiento. Donde cada una de las bajadas desprenderán energía recogida durante sesiones como las de este fin de semana. Bajadas y subidas en las que cada línea dibujada bajo mis pies, intentarán mostrar el amor hacia las maravillosas personas que me rodean y hacia el universo donde nos encontramos.

¡¡¡A muerte con el happy riding!!!

La Gran Nevada

Se acerca la mitad de Enero del 2017 y desde los Pirineos vemos como no cae nieve desde  Noviembre. Y mientras, en la costa oeste norteamericana, Japón y zonas como Turquía, Polonia o Rusia está cayendo una buena. Pero de repente “PAM” llega la gran nevada y no para de nevar, tres días seguidos y un par más de manera discontinua pero con temperaturas frías, a diferencia de los últimos años que después de las nevadas subían las temperaturas y todo se fundía en un tris tras.

Viendo la que se avecina, me organizo el trabajo, preparo el coche y el jueves noche estoy ya en El Tarter. Can Catasús de Andorra me espera con Marc, Anastasia y el pequeño pero gran Nikita en casa. Hay una gran luna llena esa noche y aprovecho para ir a ver a los mhtfullmoonamigos del Mountain Hostel Tarter y de paso buscar algún/a cómplice para splitboardear con la luz de la luna pero al final no pudo ser.

Vuelvo excitado a casa como si mil latas de bebida energética hubiera bebido, me acuesto pronto y el Viernes a las 7AM en pie para estar totalmente activo a las 9AM y coger el telecabina hasta Riba Escorxada en el sector Tarter. Mala visibilidad, ventisca, temperaturas fresquitas y el primer grosor importante acumulado bajo mi tabla….que leches, “A RIPAR!!!”

Voy buscando las zonas con más árboles posibles para así poder tener visibilidad y resguardo de las inclemencias, pero aún falta algo de nieve para no ser engullido por algún tiburón furtivo. Me aventuro a hacer uno de los bosquecitos fáciles y divertidos entre Tarter y Soldeu pero al llegar resulta que las conexiones están cerradas. Así que bajada en Chus para poder avanzar por el grosor acumulado en una azul, nadie por aquí ni nadie por allá, así que solito por casi medio sector entero hasta aparecer en la cuerda que me suba al telesilla.

bajadaalonenevada130117

Físicamente bien, pero el primer día con algo de pow la pierna trasera lo nota, así que voy complementando bajadas por los bordes de pistas con nieve acumulada con bajadas fuera pistas….y en cada silla que subía veía al equipo de Coliflor freestyle capitaneado por Enric Bonvehí trabajando en el park del Tarter cayéndoles una buena. Eso es dedicación y lo demás son tonterías. Al igual que el resto de personas de acollida, remontes, relevos, pisters y restauración…al mal tiempo buena cara que después tenemos el paquetón para nosotros también.

yosolo130117

El Sábado, después de un Viernes tarde-noche de recuperación activa y descanso, me vuelvo a despertar sabiendo que desde la madrugada del Viernes no paraba de nevar…esta vez a las 9:30AM ya estoy subiendo y me vuelvo a quedar por el sector de Soldeu- El Tarterl ya que el tiempo estaba peor que el día anterior y no me quería arriesgar a encontrar zonas totalmente cerradas en las partes más altas de los sectores Pas-Grau. 4 horitas de riding con más gente que el día anterior y ráfagas que no dejaban ver nada de nada, de esas que te dice el instinto….flexiona todo el rato, déjate llevar y que tu cuerpo se vaya adaptando a lo que te encuentres. Así que tocaron un par de frontflips inesperados por cambio de relieve, algún hundimiento por acumulación de nieve y mucha felicidad por la cantidad de powder que no para de caer.

nevada1301172

Llega el Domingo, sigue cayendo el paquetón del año (por el momento) y la estación se cierra por mal tiempo, así que aprovecho para volver al dulce hogar de Collserola…de montaña a montaña y tiro porque me gusta la caña.

driving140117

Y así llegan a su fin unos días más en la montaña, disfrutando de la Naturaleza, el invierno, la gente, el entorno y preparando el viaje a Alaska que poco a poco se aproxima.

En el próximo post, habré estado unos días con mi grupo de happy riders justo después de la gran nevada y espero que con buen clima para poder sacar algo de partido a las fotos y al riding con visibilidad….así que atentas y atentos que en breve vendrán nuevos paseos en la  vida.

Los amigos de riding

Una de las cosas más importantes aparte del disfrute del snowboard, el surf, el skateboard y de los elementos en los que se desarrollan; es sin duda el hacerlo con amigos. Un buen grupo de amigos te permite no solo compartir experiencias sino motivarte para mejorar, evolucionar y darle al riding hasta la extenuación. Esos mensajes, llamadas o gritos de: “Hay Olas, VAMOS” “LEVANTA que  hay POWDERRRRR” “He pillado ruedas nuevas, vamos a PATINAR” no tienen valor.

La práctica de cualquier deporte, en mi caso los relacionados con “las tablas”, hace que conozcamos a muchas personas de lugares, orígenes y condiciones diversas pero que comparten con nosotros una misma pasión. Al final, este primer contacto de amistad pasa a la fase de conocimiento de otros gustos e inquietudes que pueden ser iguales, diferentes e incluso motivadoras de cosas que nos llaman la atención. Así que pasamos no solo a disfrutar del riding sino de otras cosas como la música, el arte, los viajes, la solidaridad, los pensamientos, las formas de hacer y un sinfín de inputs que nos van a servir para crecer como personas. Luego el saber que está bien o no y el camino a seguir, ya depende de cada uno.

Es por todo esto que debemos ser agradecidos de tener los amigos que nos motivan, ayudan y comparten con nosotros esos momentos de riding en la vida. No importa el nivel de cada uno sino la pasión que sentimos por lo que hacemos.

Aparte de esto y cuando estamos hablando de deportes como el surf, el snowboard o el skateboard y los llevamos al plano más peligroso. Hemos de tener claro que la elección de las personas que nos van a acompañar, es tal como comenta el freerider de snowboard Jeremy Jones, un factor determinante.

Una persona demasiado temerosa nos va a frenar en nuestra evolución, una persona demasiado extrema nos va a llevar a zonas donde nuestro nivel es probablemente el inadecuado y el riesgo aumenta de manera exponencial. Así que siendo conscientes de ello, hemos de saber con quién o no ir y dado el caso, seleccionar la línea, pico o spot donde realicemos nuestra sesión. Este ha de ser adecuado a nuestro nivel y no tenemos porque estar exactamente en el mismo que nuestros compañeros de riding en ese momento, lo importante es pasarlo bien, estar en contacto con ellos y llegar al final de la jornada todos juntos, felices y con una buena sesión en el bolsillo.

Yo personalmente he preferido muchas veces decirle a amigos que han subido a hacer snowboard-ski conmigo, NO. Por aquí tu mejor que no vengas, ves por este otro sitio y nos encontramos abajo en tal punto, que ponerles en peligro y perder una buena sesión para todos. Así como muchas otras veces, he sido yo quien me he quedado haciendo otra línea por que en ese momento el nivel era demasiado exigente para mí.

Así que disfruta del riding con amigos, comparte con ellos tus sesiones en las que no han podido estar para motivarles y dedica un poco de tu tiempo valorando-apreciando lo que te aportan y lo que tu puedes aportar.

El buen riding con amigos, es doblemente bueno.

Estrenando la temporada

Domingo 27 de Noviembre. Son las 5:30AM y mi reloj interno me despierta diciéndome: nieve, nieve, nieve, nieve.

Preparo un rápido desayuno a base de tostadas, mermelada de moras con romero, fruta y té img_6629rojo con avena. Finalizo y abro la caja mágica del invierno: chaqueta, pantalones, botas, ropa interior térmica, gafas, guantes, gorro, tabla. Lo meto todo en una mochila, bajo al garaje y cargo el coche con todo el material. Miro la hora y son ya pasadas las 6:30AM así que los nervios-excitación por subir me empiezan a dominar.

Último chequeo al coche para ver que está todo OK, no sólo el material sino también las ruedas, aceite, etc.

Arranco el coche y zasss, he de subir rápidamente al baño antes de empezar la ruta.

Ya en el coche me dirijo hacia la A-2 para ir a Andorra y entrar por la frontera española mientras escucho una selección de funk-soul con Mojo Club. A las 8:30h veo las montañas al fondo con los picos nevados y la alegría me hace gritar como un loco dentro del coche: “YIIIIIIHAAAA!!!!” “VAAAAAMOS” me voy diciendo mientras me automotivo para darle a muerte nada más llegar.

img_4583

9:00AM. Empiezo a cruzar la frontera, poca circulación así que todo indica que no va a haber mucha gente en las montañas. Las carreteras están demasiado limpias así que no hay indicios de que haya nevado mucho pero al llegar a Andorra la Vella puedo leer en los carteles luminosos: “Equipamiento de nieve obligatorio para pasar Port d’Envalira y acceso a Francia”. Oh yeah!!! todo indica que al final algo ha nevado esta noche aparte de lo que ya había y no ha sido lluvia. Una parada obligatoria en el Tarter para recoger el forfait de temporada y de paso aprovecho para preguntar si los sectores de Grau Roig y Pas de la Casa están conectados, a lo que me dicen que sí. Perfecto, iré directo a Grau Roig y desde allí según lo que vea me voy directo a Pas.

Llego al parking de Cubil de Grau Roig, aparco sin problemas y justo a mi lado veo aparecer un conocido de toda la vida que también está estrenando tempo. ¡¡A muerte ahí!! Me quedo mirando hacia todas las direcciones de la rosa de los vientos con un Sol radiante, engullo un plátano, me visto y me dirijo a las partes altas de la estación.

img_9108

Salgo del telesilla Pic Blanc, me aprieto las fijaciones y encaro mi tabla hacia Pas de la Casa por la pista central. Es una bajada de calentamiento y observación. Bajo marcando el carving y parando cada dos por tres para visualizar las laderas. Muchas zonas cerradas, partes sin pasar nadie y poca acumulación de nieve me indican que podré desvirgar palas sin riesgo de aludes.

Desde esa primera bajada hasta las 14:00h todo fué un fuera pista continuo ya que hasta las pistas cerradas permitían surfear como si fuera un freeride. Era coger la silla y ver mis líneas intactas durante bastantes minutos ya que no mucha gente se metía fuera de lo que estaba abierto y tampoco había muchas personas esquiando.

img_5390

Esta es una de mis líneas en el sector Pas vista desde la silla de Font Negre, así que imaginad el subidón que tenía de poder inaugurar de esta manera una temporada nueva, sin muchas nevadas previas por esta parte del Pirineo.

Sólo me queda decir que las sensaciones han sido muy buenas. He notado toda la preparación que estoy haciendo físicamente con entrenamiento y buena nutrición así como la parte mental-emocional con yoga y paseos por la naturaleza meditando. El camino a Alaska está en su etapa intermedia y cada día que pasa estoy más motivado a la vez que nervioso por llegar a Anchorage el 15 de Marzo.

NOTA: Mis fuera pistas siempre han sido analizadas y hechas con mucha responsabilidad, no estoy incitando a nadie a hacer lo mismo que yo sobre todo si no se tiene un cierto conocimiento de la montaña donde estás. Llevo más de 15 años surfeando en esta estación y siempre sigo preguntando a la gente que trabaja en la estación como están las condiciones.