Tailgate, heli snowboard, relax

Llega el día del helicóptero para ripar powder lejano y en zona de glaciares, nos hacen de guías un par de miembros del H2O guides y subimos en total 5 riders. Jeff y Rain, ávidos snowboarders de Utah, Brucks y Brittany, guías de H2O y un servidor.

teamheliH2O

El primer run lo hacemos en una zona llamada la 49er, una bajada larga y con diferentes secciones pero sin pendiente extrema. Fácil y de prueba para ver si de verdad sabemos surfear, segundo run una bajada un poco más pronunciada pero más corta y tercer run es el más interesante con una última bajada más inclinada. La calidad de la nieve es espectacular, polvo seco y con un tacto que nunca había tenido antes pero esperaba un poco más de intensidad en las bajadas. Pero bueno, ahora ya sé a donde he de acudir para aproximarme a spines más “salvajes”.

Mientras tanto los días de Tailgate van pasando y nos vamos conociendo todos un poco más, comparto sesiones de splitboarding y snowboarding junto a personas de la costa este, California, Australia, Alaska, Irlanda y muchos otros sitios.

Durante dos días accedo a una zona de glaciares próxima al camp, donde se puede observar la magnitud y poder de los mismos. La sensación de ver algo que está vivo, que lo tocas pero que no está frío aunque esté helado, de un color azul intenso y de una textura resbaladiza me hace despertar los sentidos. Y desde ahí al campo base de Tailgate hay una bajada muy divertida que con más nieve, parece un patio de recreo donde multitud de pillows, mini cornisas, árboles y pipes se van conectando hasta llegar al plano.

Tailgate va llegando a su fin y la gente poco a poco va marchando, ya quedamos pocos en el campo base y yo me voy preparando para irme también. Este año no ha habido mucha precipitación en esa zona, así que voy pensando que hacer y de repente Jenson, propietario de la tienda de snowboard-skateboard Blue&Gold de Anchorage y ex medalla de Oro de los X-games en big air del 1998, me envía un mensaje para que me reúna con él y unos amigos para surfear una zona en Turnagain Arm el Domingo.

Así que el Sábado acudo a la fiesta de clausura de Tailgate en Valdez, me acuesto pronto y a las 7 de la mañana cojo el motorhome y conduzco durante casi 7  horas, para poder ripar por la tarde con ellos. Llego cansado pero el viaje merece la pena, me enseñan un montón de lugares a tocar de la carretera donde puedes encontrar fácilmente powder y líneas divertidas que hacer, tanto con árboles como sin ellos. Nos movemos por la zona y encontramos un salto sobre un arroyo, el cual no podemos dejar de aprovechar.

jensonbinocular

Jenson from Blue & Gold boardshop (Anchorage)

La recepción es super flat pero se hace lo que se puede jejejeje. Después buscamos líneas sin petar ycreekchekcTA no paramos de subir andando y bajar surfeando toda la zona. Unas 4 horas de riding sin remontes, así que acabamos comiendo unos buenos trozos tamaño USA de pizza para recuperar energía.

Después de tanto trote, no me queda otra que descansar ya que he de devolver la casa rodante antes de las 10 de la mañana, así que voy  a dormir justo en el parking de la empresa de motorhomes y al día siguiente empaqueto todo y me dirijo a Homer. Una ciudad al sur de Anchorage famosa por su movimiento cultural-alternativo.

bishopsbeachhomer2

Bishops beach

artscenterhomer

Allí mi host Robin, me recibe super bien, me lleva a mogollón de sitios para conocer y me recomienda sitios por donde moverme.eaglehomer

Hay muy buen rollo en este pueblo y aprovecho para descansar, coger fuerzas y cambiar de lugar, iré a Seward una localidad un poco más alejada donde justo hay una montaña que se puede subir con el split y ripar, así que ante de ir para allá he de calentar de nuevo motores.

Me dirijo el último día en Homer a Lookout trails en Ohlson Mountain road, un entramado de trails para el cross country donde poder andar con el split y disfrutar del entorno con la calma. Y de repente, PAM, aparece el genio de la montaña. John Miles, un ex-esquiador de 69 años encima de una moto de nieve con un montón de leña para su casa. Nos paramos, hablamos y me invita a que a la vuelta del riding pase por su casa. Así que sin dudarlo, voy para allá y no paro de flipar. Su casa es un museo y un pozo de sabiduría de la historia tanto del esquí como de cosas de Alaska y él un motivado que te motiva. Lo paso regenial mientras me enseña todas sus cosas, los primeros modelos de madera de skis, las primeras pieles para foquear, su casa hecha por él, su sauna alaskiense y sus historias con las diferentes tribus nativas de Alaska.

johnmiles

John Miles and me

Después de tan buen rato, quedamos en que nos hemos de volver a ver, así que espero volver pronto por AK y tener el placer de volver a encontrarme con John.

Mañana ya me dirijo a Seward, se vienen tormentas de nieve y agua, así que veremos que podemos hacer y si los planes de ripar la montaña de Seward se cumplen. Y de mientras, me aparece la oferta de ripar en una prueba de freeride en la estación de Alyeska el Domingo, 2 de Abril. Así que crucemos los dedos y esperemos poder ripar lo máximo posible antes de empezar la vuelta a casa el 5 de Abril….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s